Las 5 Leyes Biológicas – Historia de la Nueva Medicina Germánica

Un Poco de Historia

El Dr. Hamer, redescubridor de las 5 Leyes Biológicas y fundador de la Nueva Medicina Germánica nace el 17 de mayo de 1935, crece en Alemania, donde estudia Teología, Física y Medicina, para 1972 termino su especialidad en medicina interna y durante toda su carrera dentro de la medicina convencional invento distintas herramientas para la labor médica, las cuales patentó.

Durante aproximadamente 15 años fue jefe encargado de varias áreas médicas en distintos hospitales de Alemania, durante los cuales tuvo la oportunidad de mirar y reflexionar sobre la “ciencia” de la medicina, concluyendo que esta era muy especulativa y que muchas afirmaciones de ella, no tenían ninguna base científica.

El 18 de agosto de 1978 el hijo del Dr. Hamer, Dirk, recibió un disparo accidental y fue llevado al hospital, donde se le realizaron varias operaciones posteriores, hasta que el 7 de diciembre del mismo año murió. Meses después a Hamer le fue detectado un cáncer testicular y a su esposa un cáncer mamario, en aquel entonces Hamer solo permitió que se le operara para retirar el tumor sin tomar la opción de quimioterapia o radiación. A partir de este suceso surge la pregunta: ¿es posible que los tumores sean iniciados por una experiencia “traumática”?

Por aquel entonces estaba encargado de una clínica donde se atendían principalmente cuestiones ginecológicas, de forma que tuvo muchos casos, sobre todo de pecho y ovario para comenzar con sus estudios; básicamente se dedicó a hablar con los pacientes, escuchar sus historias, pregúntales por la razones que ellos creían que eran la causa de su enfermedad, preguntarles por eventos desfavorables previos al diagnóstico, fue tras esto donde se dio cuenta de que todos tenían una situación grave tras el inicio del proceso orgánico.

Posteriormente estudio a distintos grupos de personas, teniendo cada grupo, un tipo de cáncer en particular, y se dio cuenta de que todas las personas con un cáncer en el mismo lugar, tenían una historia previa a la aparición, con un matiz similar.

Comienza a darse cuenta de que no se trata solo de una cuestión emocional a la que responde el cuerpo, sino a una conexión precisa entre mente y cuerpo, donde cada órgano responde de forma inteligente a distintas situaciones vividas para cubrir una necesidad. Uno de los más grandes descubrimientos se da, cuando encuentra, a través de tomografías computarizadas, que personas con una misma patología presentaban un signo preciso en la misma área cerebral, para este momento todo comenzaba a tomar forma, comprendió que tras la percepción de una necesidad el organismo necesita activar la función especial de los distintos órganos, y esto lo hace a través del cerebro, donde cada órgano tiene un punto específico de control.

Después de rigurosa observación y estudio de más de 200 casos descubrió las primeras 2 leyes (1ra: Ley de Hierro del cáncer la cual dicta que toda enfermedad comienza tras un “shock” percibido como grave, intenso, que toma por sorpresa y vivido en soledad el cual se manifiesta a nivel mental, orgánico y cerebral de forma sincrónica y 2da: Ley bifásica de la enfermedad, la cual dicta que todo el proceso que conocemos como enfermedad corre en dos etapas, una simpaticotónica y otra vagotónica, esto siempre y cuando haya una resolución de aquello que inició el proceso), las cuales presento como su tesis post-doctoral, trabajo que fue rechazado sin siquiera ser revisado.

Después de comenzar con las verificaciones científicas de sus descubrimientos, recibió una amenaza por parte de la universidad alemana para que detuviera su investigación y se apegará de nuevo a la medicina convencional, Hamer rechazo estas amenazas y continuo, tiempo después corroboró que no sólo el cáncer obedecía a estas leyes sino cualquier sintomatología o enfermedad.

En 1986 hubo un juicio donde a Hamer se le prohíbe tratar pacientes y fueron otros médicos quienes le ayudaron a conseguir material para su estudio. En 1987, ya con 10000 casos de sustento, amplio sus descubrimientos a 4 Leyes (3ra: Sistema ontogenético de las enfermedades, el cual dicta el origen embriológico de los distintos tejidos y órganos del cuerpo y de cómo según su localización en el cerebro será su proceso sintomático y 4ta: sistema ontogenético de los microbios, el cual dicta que los microorganismos que supuestamente generan infecciones o causan las “enfermedades” están completamente e inteligentemente dirigidos por el cerebro para ayudar con el proceso curativo y regenerativo del tejido en cuestión, además de que en concordancia con la 3ra ley, el Dr. Hamer, descubre que cada tipo de microorganismos trabajan en una capa embrionaria en particular).

Verificaciones de la NMG: 9 de diciembre de 1988 en Viena sobre el cáncer; 4 y 5 de marzo de 1990 en Múnich sobre la anamnesis de pacientes que Hamer no conocía; en diciembre de 1989 y mayo de 1990 la empresa siemens confirma que los focos de Hamer no son artefactos; 12 y 13 de mayo de 1990 en Bélgica sobre la ley de hierro del cáncer en los tres niveles (psique, cerebro y órgano); 23 y 24 de mayo de 1992 en Francia se confirmaron las 4 leyes de Hamer en una hospital infantil; el 27 de enero de 1993 en Burgau se verifican las 4 leyes con otras enfermedades más allá del cáncer; el 8 y 9 de septiembre de 1998 se produce la verificación oficial de la nueva medicina en la universidad de Trnavská en Eslovaquia; el 18 de agosto del 2003 se presenta una comparación sobre la medicina convencional y la nueva medicina por el Dr. Niemitz donde concluye que: “de acuerdo a los criterios de las ciencias naturales, la nueva medicina germánica, da el conocimiento científico actual y el mejor saber del que disponeos, debe ser declarada correcta, por otro lado la medicina convencional es una mezcla amorfa de hechos malentendidos o presumidos que ni tan siquiera son negables, y por lo tanto están más allá de la posibilidad de poderse verificar. Dados los criterios que requieren las ciencias naturales, dado que no es nada más que una confusa colección de hipótesis no científicas, la medicina convencional debería calificarse como falsa.

En 1993 se intentó internar a Hamer en hospital psiquiátrico de nuevo, pero no se logró.

En 1994 Hamer añadió la quinta ley biológica la cual consiste en que cada enfermedad es un programa de la naturaleza que tiene sentido biológico evolutivo de las especies.

El 22 de mayo de 1997 Hamer fue encarcelado por no renunciar a sus descubrimientos, el fiscal austriaco tuvo que admitir ante tribunales que de los 6500 pacientes de cáncer que visitaron seguían vivos 6000, 5 años después; Hamer fue puesto en libertad el 27 de mayo de 1998.

Del año 2000 al 2004 Hamer continúo con su investigación en España.

El 1 de julio de 2004 en Francia se condena a 3 años de cárcel a Hamer por supuesto asesoramiento médico, el 18 de octubre de 2004 fue extraditado a Francia y se trató de sobornar a Hamer para que cediera sus estudios a cambio de su libertad, pero él siempre se negó.

El 14 y 15 de mayo del 2005 tuvo en Madrid el primer congreso internacional de tratamiento complementarios del cáncer, Hamer fue invitado de honor, pero no puedo asistir pues estaba detenido. Durante el congreso Hamer fue propuesto para el premio príncipe de Asturias en medicina y el comité de la revista Discovery salud que organizaba el congreso anuncio que propondría a Hamer para el premio nobel de la medicina.

En toda Europa se realizaron marchas para liberar al Dr. Hamer. El 16 de febrero del 2006 Hamer fue puesto en libertad. En 2007 Hamer se trasladó a Noruega donde vivio hasta su muerte el 2 de julio del 2017.

Comments are closed.